¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

10 años de logros y avances de la Red International Anti-Tauromaquia

En estos 10 años de existencia de la Red hemos conseguido muchísimas cosas. No solo en términos políticos de la prohibición de la tauromaquia en muchos estados, departamentos y municipios, pero también un cambio social.

 

Los derechos de los niños, los derechos humanos

 

Hace 10 años nuestro argumento más importante en nuestra lucha era el maltrato animal. Hemos conseguido introducir otros argumentos y perspectivas importantes como el impacto de la violencia para la infancia y los derechos de los niños. Este argumento es cada vez más importante a nivel político y social. La Organización de las Naciones Unidas, la ONU, que es la mayor organización internacional existente, solicitó ya a varios países taurinos a apartar a la infancia de la violencia de la tauromaquia.

 

 

El Comité de los Derechos del Niño ya solicitó a Portugal, México, Colombia, Francia y Perú a tomar las medidas necesarias para apartar a los niños de la violencia de las corridas de toros. Los países que ratificaron la convención de los derechos del niño deben aplicar las medidas suficientes.  Los países que aun pueden esperar una solicitud desde la ONU son España, Venezuela y Ecuador, aunque Ecuador ratificó recientemente la prohibición de los menores de 16 años a todo tipo de espectáculo con animales. Es decir, su ingreso está prohibido en todo el país.

 

En estos 10 años varios estados o entidades similares prohibieron la entrada de menores a espectáculos taurinos, como Galicia lo hizo en España, los estados de Veracruz, Michoacán y Campeche en México, varios estados en Venezuela como Aragua, Táchira, Carabobo, Zulia, Guárico y Mérida. También muchos municipios en varios países taurinos prohibieron o paralizaron el ingreso de menores a eventos con toros.

 

Y en Portugal se prohíbe la participación (como trabajadores) de menores de 16 años en corridas de toros.

 

En estos 10 años, no solo los derechos de los niños fueron un importante argumento pero también los derechos humanos. Estudios científicos han demostrado lo dañino que son las corridas de toros, que pueden causar traumas y tienen un impacto negativo para la empatía. Personas acostumbradas a la violencia hacia los animales pueden reaccionar apáticamente a otros casos de violencia.

 

El ombudsman de Venezuela, Tarek William Saab, declaró que las corridas de toros atentan contra los derechos humanos porque pueden causar daños psicológicos…Además la tauromaquia ha sido mencionada como un ejemplo de violencia que afecta a la sociedad…ya que la violencia nos lleva a más violencia. Un argumento muy importante en países como México y Colombia donde la paz se necesita más que nunca. Y justamente en estos países no solo nosotros pero también políticos han utilizado el argumento de que acabar con la tauromaquia es elementar en cualquier proceso de paz. Por ejemplo, Gustavo Petro, quien fue alcalde de Bogotá, una vez dijo que el fin de las corridas significaría una lección importante en el proceso de paz: porque no existe el derecho a matar.

 

Amplio apoyo desde la sociedad en los países taurinos

 

En estos diez años hemos conseguido abordar el tema desde diferentes perspectivas que pueden contar con un amplio apoyo desde la sociedad en los países taurinos, que son España, Perú, Ecuador, Venezuela, Colombia, México, Portugal y Francia. En todos estos países la mayoría de la ciudadanía está en contra de las corridas de toros. En el Perú el 78% quiere que las corridas de toros se prohíban por ley. En España el 8% va a las corridas de toros mientras que el 60% se oponen a la tauromaquia. Otras encuestas ilustran que el 78% de los Colombianos está en contra de las corridas de toros, que de cada 10 Mexicanos, 7 está en contra.

 

 

También la asistencia a corridas de toros ha bajado. En un solo año, en España las corridas de toros, novilladas, etc cayeron un 8,3%. Entre el 2007 y el 2014 la asistencia a las corridas de toros descendió un 59%. En Francia la asistencia a las corridas de toros baja cada año con un 5%. La plaza de toros más importante en Portugal, Campo Pequeno en Lisboa, ha perdido el 50% de espectadores desde el 2010. Y así os podría dar más cifras. El mensaje es claro, el pueblo no quiere las corridas de toros y en casi todos los países taurinos cada año se celebran menos corridas.

 

Prohibición

 

En estos 10 años hemos conseguido varios éxitos a nivel político. Un avance que inspiró mucho a las organizaciones que luchan por el fin de la tauromaquia fue la prohibición de las corridas de toros en Cataluña, en España, a partir del 1 de enero del 2012. Hace ya 5 años que no hay toros en Cataluña. Y aunque recientemente se anuló la prohibición de las corridas de toros en Cataluña no significa que vuelvan, por la simple razón de que los catalanes no quieren corridas de toros, el gobierno central de España está imponiendo una práctica que ni la mayoría de los españoles apoyan, ni los parlamentarios catalanes. La alcaldesa de Barcelona ha prometido que hará lo que esté en sus manos para no permitirlas. La prohibición en Cataluña se consiguió a través de una iniciativa legislativa popular que fue iniciada y llevada por una plataforma antitaurina. Este logro inspiró a muchas organizaciones para presentar iniciativas legislativas en sus países.

 

 

Desde el 2012 también se prohibieron las corridas de toros en tres estados en México : Sonora, Guerrero y Coahuila. Y en Venezuela técnicamente se consiguen los primeros tres estados antitaurinos, en Aragua, Carabobo y Trujillo. En Aragua y Carabobo no se prohíbe la fiesta pero el maltrato físico y psicológico a los toros de lidia. Las sentencias de estos casos se encuentran en estos momentos en apelación por parte del gremio taurino, pero están vigentes hasta que se dictamine lo contrario.

 

En Colombia, gracias al trabajo animalista, se logró que el compromiso del ex alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, con los animales se reflejara en su plan de desarrollo Bogotá humana y gracias a este se impulsara una ciudad libre de espectáculos cruentos con animales. Esto derivó en negociaciones y luego en actos administrativos que le quitaron el control de la Santamaria a los taurinos durante ya cuatro temporadas. La siguiente alcaldía sigue con el compromiso y continúa buscando mecanismos para que en Bogotá no existan corridas de toros.

 

 

En este momento están en marcha varias iniciativas legislativas como en las Islas Baleares en España y en Quito, la capital de Ecuador, que está a punto de pasar por su último y definitivo debate y además es la primera iniciativa popular que está siendo tratada en Ecuador lo cual es un paso histórico.

 

A nivel municipal ya contamos con 149 municipios antitaurinos, incluyendo Concepción Junin y Surquillo en Perú. Y en España, desde las últimas elecciones municipales en el 2015, muchos municipios han decidido prohibir eventos taurinos como el toro de fuego en Valencia, o las becerradas de Algemesi que se quedaron sin lidia.

 

 

Varios eventos considerados gravemente controversiales a nivel nacional e internacional fueron adaptados o prohibidos. Por ejemplo el Toro de la Vega de Tordesillas en España, un evento en el cual se mataba a un toro con lanzas. La comunidad autónoma de Castilla y León decidió prohibir la muerte del animal en su territorio. Tordesillas aun tiene que adaptar su reglamento a la nueva ley y aun no sabemos cómo se adaptará este evento, pero este año en Toro de la Vega fue un encierro. Otro ejemplo es el embalse de Tlacotalpan en México donde se maltrataban a varios toros y se les obligaba a nadar al lado de barcas y también fue muy controversial a nivel internacional. Este año fue prohibido, junto con otros festejos como vaquilladas y pamplonadas en el estado de Veracruz. Y de esta forma hemos visto en estos 10 años la adaptación de varios eventos con toros tras campañas por parte de las organizaciones resultando en una gran presión social.

 

Subvenciones

 

Otro tema importante en nuestra lucha en la que la Red ha trabajado de manera intensiva son las subvenciones que recibe el sector taurino en algunos países taurinos. Pueden ser subvenciones nacionales, municipales, estatales y subvenciones desde Europa.

 

Por ejemplo, en Colombia la financiación con dinero público de las corridas de toros, las corralejas y el coleo no está permitida desde el 2011 gracias a la sentencia C-666.

 

Y en España, tras las elecciones municipales del 2015, muchos municipios decidieron terminar subvencionar las corridas de toros y fiestas con toros y destinar el dinero público en otros sectores como Educación o Sanidad Pública. También algunas escuelas taurinas han perdido su financiamiento desde el estado como es el caso en Alicante y Madrid. 

 

Otro logro importante ha sido la votación del Parlamento Europeo contra las subvenciones agrícolas que recibe el sector taurino en Europa. 438 apoyos pidieron en la Eurocámara la retirada de subvenciones a ganaderos taurinos.

 

El presupuesto europeo destina una media de 130 millones de euros a este tipo de subsidios, que acaban financiando parte de una actividad ilegal en la mayoría de los países que constituyen la Unión Europea con las excepciones de Portugal, España y el sur de Francia. Aunque las subvenciones desde Europa no quedan prohibidas es un importante paso para su fin.

 

Patrimonio Cultural

 

En estos 10 años, la Red también ha trabajado mucho en el tema de la UNESCO y la pronunciación de la tauromaquia como Patrimonio Cultural. La UNESCO no registró la tauromaquia como Patrimonio Cultural de la Humanidad porque implica muerte. En Francia, en el 2011, se anunció que la tauromaquia sería registrada como Patrimonio Cultural Inmaterial sin que la decisión pasase por el parlamento. Afortunadamente recientemente se anunció que la decisión para registrar la tauromaquia como Patrimonio Cultural inmaterial fue abrogada. El caso fue llevado por organizaciones antitaurinas a la corte administrativa el cual finalmente declaró que la registración no era válida.

 

Es una larga lista de avances políticos y sociales y no hay tiempo para nombrarlos todos, porque hay muchos más.

 

Veterinarios antitauromaquia

 

Antes de terminar me gustaría nombrar otro avance que considero muy importante y es el importantísimo trabajo de AVATMA y COVAC están haciendo. Son organizaciones de veterinarios abolicionistas en España y Francia, que buscan concienciar a veterinarios sobre el tema de la abolición de la tauromaquia, ya que hay veterinarios que se especializan en este tema y su presencia es requerida en las corridas de toros. Este año AVATMA y COVAC se han reunido para fortalecer su lucha.

 

 

Y en Portugal se lanzó AVAT en el 2015, una organización de veterinarios abolicionistas.

 

El derecho a la vida

 

La lucha anti taurina es una lucha en conjunto, una lucha desde la sociedad y la política que en los últimos 10 años y gracias a la Red Internacional es cada vez más fuerte. La lucha contra la tauromaquia no es solo una lucha por los derechos del toro. También es una lucha por los derechos de los menores, los derechos humanos, el derecho a la no violencia, el derecho a la vida. Es una lucha por valores como la empatía, la compasión. Una lucha para construir una sociedad civilizada donde la violencia hacia cualquier animal sea ampliamente rechazada, prohibida y sancionada. La lucha contra la tauromaquia es sobre todo una lucha para proteger a los más vulnerables de nuestra sociedad: los menores de edad quienes son el futuro, y elementales para la paz en nuestras sociedades. Y los animales. Ellos sienten, sufren, tienen un valor intrínseco pero ni voz ni voto en su destino. Nosotros somos su voz y por ellos continuaremos la lucha hasta la abolición.

 

Estefanía Pampín Zuidmeer

CAS International

Red Internacional Anti-Tauromaquia

Version en français : RIA, dix ans de combat et de progrès contre la corrida